Saluda y sonríe

No desesperes, pero saluda y sonríe a la desesperanza.
No te angusties, pero siéntate con tu angustia.
No te enfades, pero abraza tu rabia fuerte para que no haga daño.
Saluda, sonríe, toma asiento y abraza. 

Chan Ñha Son

Viernes 29/11/2013

Este artículo todavía no tiene comentarios.


Hacer un comentario

Subir

Si entras con tu cuenta es aún más fácil: | Iniciar sesión


+

Si conectas, colabora

Síguenos en Facebook RSS

Contamos contigo

Necesitamos el apoyo de nuestros lectores. Puedes colaborar económicamente o enviando contenidos (textos o material gráfico) acordes con la línea editorial de Vida Sencilla. Las sugerencias siempre serán bienvenidas.