Paciencia

La paciencia es una alternativa siempre presente a la epidemia de mentes inquietas e impacientes. Araña la superficie de la impaciencia y lo que encontrarás escondido, más o menos sutilmente, es ira. Es la fuerte energía de no querer que las cosas sean como son y echar la culpa de ello a algo o alguien (a menudo a ti mismo). Esto no significa que no puedas apurarte cuando sea necesario. Pero es posible apurarse pacientemente, con atención plena, moverse deprisa porque es lo que has elegido.

Sabemos que las cosas se desarrollan de acuerdo con su propia naturaleza. Podemos permitir que nuestras vidas se desarrollen de la misma manera. No tenemos que dejar que nuestras ansiedades y nuestro deseo por determinados resultados dominen la calidad de cada momento, incluso cuando las cosas son dolorosas. Cuando tenemos que empujar, empujamos. Cuando tenemos que tirar, tiramos.

Jon Kabat-Zinn

Martes 15/03/2011

Este artículo todavía no tiene comentarios.


Hacer un comentario

Subir

Si entras con tu cuenta es aún más fácil: | Iniciar sesión


+

Si conectas, colabora

Síguenos en Facebook RSS

Contamos contigo

Necesitamos el apoyo de nuestros lectores. Puedes colaborar económicamente o enviando contenidos (textos o material gráfico) acordes con la línea editorial de Vida Sencilla. Las sugerencias siempre serán bienvenidas.