Mujeres visibles, madres invisibles

Viernes 4/06/2010, por Natalia Martín Cantero (54 artículos)

El nuevo libro de Laura Gutman recopila los últimos artículos y pensamientos de la psicoterapeuta argentina sobre la crianza de los niños y adolescentes, y el hueco que dejan cuando se van. Entre otros temas, Gutman se refiere al uso de la televisión como canguro, los bebés prematuros, el exceso de juguetes y estímulos o el síndrome del “nido vacío”.

“Las personas vivimos encerradas en nuestros dramas personales, creyendo que deberíamos encontrar una solución. Paradójicamente, esas supuestas soluciones no aparecerán si continuamos pensando aisladamente y desde un único punto de vista. Esa lente por la cual miramos y creemos comprender el estado de las cosas es el resultado de un sistema de ideas para adaptarnos a una determinada sociedad, época o cultura.  Es decir, no son buenas ni malas, simplemente sirven o no sirven para sobrevivir. En todos los casos,  recordemos que nuestra visión será acotada, fraccionada y relativa.”

Mujeres visibles, madres invisibles

Portada de "Mujeres visibles, madres invisibles", de Laura Gutman

“Estamos atravesando una época especial y somos las mujeres quienes tendremos que asumir la reciente revalorización de la energía femenina integrada. Ojalá seamos capaces de abandonar el autoritarismo desgastado y las ideas preconcebidas del pasado y logremos saltar al vacío, aunque no sepamos qué es lo que nos espera del otro lado.

Justamente, abandonar los  prejuicios, dejar de repetir las mismas frases que hemos escuchado hasta el cansancio, atrevernos a pensar en libertad -cada uno a su manera y con el compromiso emocional de buscarse en concordancia con las realidades internas- nos permitirá llegar a conclusiones, aciertos, propuestas y desafíos diferentes. Y así, tal vez, elevar el pensamiento a favor de los intercambios amorosos esperando mayor confort en las relaciones personales.

Es mi deseo que las mujeres y los varones encontremos “algunas puntas del ovillo” para desandar nuestros propios caminos, a veces rígidos, amenazantes, sufrientes o negados; y asumamos la responsabilidad de conocernos más e interrogarnos más, a favor de quienes dependen de nuestro equilibrio emocional para su propio desarrollo”.

Laura Gutman

Para saber más:


Este artículo todavía no tiene comentarios.


Hacer un comentario

Subir

Si entras con tu cuenta es aún más fácil: | Iniciar sesión


+
Natalia Martín Cantero
Natalia Martín Cantero
Directora de contenidos

Si conectas, colabora

Síguenos en Facebook RSS

Contamos contigo

Necesitamos el apoyo de nuestros lectores. Puedes colaborar económicamente o enviando contenidos (textos o material gráfico) acordes con la línea editorial de Vida Sencilla. Las sugerencias siempre serán bienvenidas.