Haz frente al problema

La actividad compulsiva, echar la culpa a los demás, refugiarse en drogas o alcohol o caer en la apatía son algunas de las maneras en las que nos evadimos de nuestros problemas internos (…). El coraje para hacer frente a la fuente de nuestros problemas normalmente llega desde la desesperación. Si realmente queremos liberarnos de nuestras dificultades, nuestro corazón no tiene más remedio que reconocer el problema fundamental (incluso si lo hemos eludido cuidadosamente durante décadas) y aceptar su relación con el sufrimiento que estamos experimentando.

Ajahn Amaro

Jueves 4/11/2010

Este artículo todavía no tiene comentarios.


Hacer un comentario

Subir

Si entras con tu cuenta es aún más fácil: | Iniciar sesión


+

Si conectas, colabora

Síguenos en Facebook RSS

Contamos contigo

Necesitamos el apoyo de nuestros lectores. Puedes colaborar económicamente o enviando contenidos (textos o material gráfico) acordes con la línea editorial de Vida Sencilla. Las sugerencias siempre serán bienvenidas.