Fijación

Dejar ir una fijación es, efectivamente, un proceso para aprender a ser libre, porque cada vez que dejamos ir algo, nos liberamos de ello. Aquello en lo que nos obsesionamos nos limita, porque una obsesión nos convierte en dependientes de algo fuera de nosotros mismos. Cada vez que dejamos ir algo, experimentamos un nuevo nivel de libertad.

Traleg Kyabgon Rinpoche

Martes 30/11/2010

Este artículo todavía no tiene comentarios.


Hacer un comentario

Subir

Si entras con tu cuenta es aún más fácil: | Iniciar sesión


+

Si conectas, colabora

Síguenos en Facebook RSS

Contamos contigo

Necesitamos el apoyo de nuestros lectores. Puedes colaborar económicamente o enviando contenidos (textos o material gráfico) acordes con la línea editorial de Vida Sencilla. Las sugerencias siempre serán bienvenidas.