Diálogo entre frente y fondo
Monasterio y amapolas, 2010

Diálogo entre frente y fondo

Martes 28/09/2010, por Alejandro M. Masedo (27 artículos)

– ¡Qué bonitas, las flores!
– Sí, pero amplía la imagen, sitúate en el fondo, ¡qué magnífico edificio, qué grandiosidad transmite!
– El frente, el frente. Esas esbeltas y sencillas amapolas, su apabullante rojo, ¡te colman de alegría!
– Piensa en la vida interior que potencia la sola visión del monasterio, sus celdas, su probable jardín; un gozo superior al que tú propones.
– La alegría es espontánea. ¡El frente!
– Sin reflexión no hay felicidad. ¡El fondo!
– El frente…
– El fondo…
Y tú, lector, ¿qué opinas?


3 comentarios a “Diálogo entre frente y fondo”

Subir
  1. Patricia dice:

    El frente, porque si te pones a reflexionar caes más bien en la tristeza, y lo que es peor , en la desesperanza.

  2. Alejandro M. Masedo dice:

    Pues ya ves, Patricia, si yo fuera el lector de lo que he escrito, ¡no sabría que decir!
    Gracias por darme una pista.


Hacer un comentario

Subir

Si entras con tu cuenta es aún más fácil: | Iniciar sesión


+ 3
Alejandro M. Masedo
Alejandro M. Masedo
Profesor jubilado

Si conectas, colabora

Síguenos en Facebook RSS

Contamos contigo

Necesitamos el apoyo de nuestros lectores. Puedes colaborar económicamente o enviando contenidos (textos o material gráfico) acordes con la línea editorial de Vida Sencilla. Las sugerencias siempre serán bienvenidas.