Desea la felicidad

La próxima vez que salgas fuera, haz este experimento: dirige tu atención hacia la gente (en sus coches, en la acera, mientras hablan en sus teléfonos móviles) y deséales que sean felices, que estén bien. No sabes nada sobre ellos pero pueden convertirse en seres muy reales si observas a cada uno de ellos individualmente y disfrutas del confort y el placer que les envías. Cada uno de nosotros tiene esta capacidad de amor y de ternura.

Pema Chödrön

Jueves 18/10/2012

Este artículo todavía no tiene comentarios.


Hacer un comentario

Subir

Si entras con tu cuenta es aún más fácil: | Iniciar sesión


+

Si conectas, colabora

Síguenos en Facebook RSS

Contamos contigo

Necesitamos el apoyo de nuestros lectores. Puedes colaborar económicamente o enviando contenidos (textos o material gráfico) acordes con la línea editorial de Vida Sencilla. Las sugerencias siempre serán bienvenidas.