Cierra el e-mail. Concéntrate. Lee.

Miércoles 16/06/2010, por Natalia Martín Cantero (54 artículos)

Los maestros de meditación y el refranero popular llevan siglos advirtiéndolo. A pesar de ello, el resultado de un estudio reciente de la Universidad de Stanford (California) ha sido una sorpresa: la creciente tendencia al multitasking –o sea, hacer varias cosas simultáneamente– sólo sirve para perder más tiempo, en lugar de ganarlo.

Concretamente la investigación, publicada en la revista de la Academia de las Ciencias de EEUU, indica que los multitaskers (en español no disponemos de una única palabra para definir este término, lo cual, como se verá más adelante, seguramente es una buena señal) son incapaces de ignorar la información irrelevante. En otras palabras: no se les da bien jerarquizar y organizar la información, y les cuesta más pasar de una tarea a otra.

Ilustración de Gary Taxali

Ilustración de Gary Taxali para el The New York Times

Una conclusión que sorprendió a los investigadores, que habían vaticinado todo lo contrario. (Quizá porque, mientras introducían los datos de los participantes en sus ordenadores y preparaban el estudio, hablaban con sus hijos por teléfono, consultaban las previsiones meteorológicas para el fin de semana y los últimos movimientos de sus tarjetas de crédito).

La cuestión es que los multitaskers no pueden evitar pensar sobre la tarea que NO están haciendo, ni mantener las cosas separadas en su mente. En resumen, son menos competentes.

¿Te suena de algo? Deja de hablar por el móvil, por favor, antes de continuar leyendo.

Curiosamente, a quien peor se le da la multitarea es, precisamente, a quien más a menudo la practica. ¿Es esta tendencia a hacer varias cosas a la vez lo que produce que se les dé mal cada una de las cosas que hacen, o es su torpeza misma lo que les lleva a ser multitaskers?

Sea como fuere, estos descubrimientos tienen serias implicaciones en una sociedad en la que se hacen más y más cosas al mismo tiempo. Desde el conductor que se distrae mientras habla por el móvil al funcionario que chatea con su novia en lugar de atender al público. Pan de cada día.

Como insisten las enseñanzas Zen, no hay nada como hacer una única cosa al tiempo:

“Cuando lavamos los platos, simplemente lavamos los platos; cuando conducimos en la carretera, simplemente conducimos en la carretera. Un Buda es alguien que está completamente centrado con su experiencia en cada momento”.

Mientras escribía este artículo, leía el correo electrónico y consultaba la cartelera de cine para esta noche me he topado con este conocido pasaje sobre el maestro Zen Suzuki Roshi:

Roshi insistía a sus alumnos en que no hiciesen nada más mientras tomaban el desayuno. “Cuando tomas el desayuno, simplemente tomas el desayuno”, decía. Uno de sus estudiantes fue a verlo a su casa una mañana y se lo encontró leyendo el periódico mientras sorbía su té. El estudiante sacó a colación sus palabras, a lo que Suzuki Roshi respondió: “Cuando bebo té y leo el periódico, simplemente bebo té y leo el periódico”.


6 comentarios a “Cierra el e-mail. Concéntrate. Lee.”

Subir
  1. Alejandro M. Masedo dice:

    Estoy de acuerdo con lo que dices y cuentas, Natalia. Pero, a pesar de la mal que me sienta cuando alguien está hablando conmigo y al tiempo echa un vistazo al periódico o está atento a lo que pasa a su alrdedor, me quedo con lo del final del maestro (que sin duda lo era) Suzuki: cuando hago esto y lo otro, hago esto y lo otro. O sea (creo que le quería decir al alumno), quédate con la letra y no con la música, o con el espíritu de la letra… Debía tener buen sentido del humor.
    A.

  2. Ric dice:

    Iba a poner un comentario pero como estoy hablando por teléfono y leyendo el email, se me ha ido el santo al cielo.

  3. Natalia Martín Cantero dice:

    Sin duda tenía buen humor, Alejandro, imprescindible para ser un buen maestro.

    Uy, que suena el teléfono. Hasta luego,
    Natalia

  4. Luna dice:

    Pienso que cuando uno esta situado en la posición de alumno esta aprendiendo, el maestro ya paso esa etapa (aunque si es buen maestro sigue aprendiendo) el alumno tiene que aprender a saborear esos momentos por separado y a medida que avanza puede ver como se vuelve más compleja esa frase de “estar centrado en su experiencia”. El maestro disfruta de tareas complementarias que se pueden hacer en un mismo tiempo sin restar atención una de la otra. Tomar el té y leer es una buena combinación, y se esta en ellas plenamente como si fuese una, no así comer y teclear el ordenador… me parece que ahí hay una trampita, hay cosas que se pueden hacer a un mismo tiempo como cantar y lavar los platos.

  5. [...] muchas pruebas ya de que la multitarea no es buena. Las empresas no sólo buscan cantidad; cada vez más, buscan calidad, y eso no se consigue [...]

  6. [...] muchas pruebas ya de que la multitarea no es buena. Las empresas no sólo buscan cantidad; cada vez más, buscan calidad, y eso no se consigue [...]


Hacer un comentario

Subir

Si entras con tu cuenta es aún más fácil: | Iniciar sesión


+ 6
Natalia Martín Cantero
Natalia Martín Cantero
Directora de contenidos

Si conectas, colabora

Síguenos en Facebook RSS

Contamos contigo

Necesitamos el apoyo de nuestros lectores. Puedes colaborar económicamente o enviando contenidos (textos o material gráfico) acordes con la línea editorial de Vida Sencilla. Las sugerencias siempre serán bienvenidas.