Afortunado

Si tienes comida en la nevera, ropa que te cubra la espalda, un tejado sobre tu cabeza y un lugar donde dormir, eres más rico que el 70 por ciento del resto del mundo.

Si tienes dinero en el banco, y te sobran unas monedas en el bolsillo, te encuentras entre el 8 por ciento de los más adinerados.

Si te levantaste esta mañana con más salud que enfermedad, tienes más suerte que el millón de personas que no sobrevivirán esta semana.

Si nunca has sufrido el peligro de una batalla, la soledad de la cárcel, la agonía de la tortura, o los aguijonazos del hambre, estás por delante de 500 millones de personas.

Si puedes asistir a un encuentro religioso sin miedo de sufrir acosos, arresto, tortura, o muerte, tienes más suerte que 3.000 millones de personas en el mundo.

Si tus padres todavía viven y todavía están juntos, considérate singular.

Si eres capaz de mantener una sonrisa en tu rostro y te sientes agradecido, siéntete afortunado porque, aunque la mayoría podría, no lo hace.

Si puedes leer este mensaje, siéntete doblemente afortunado porque alguien estaba pensando en ti y, además, tienes más suerte que los más de 2.000 millones de personas en el mundo que no pueden leer.

Sé más amable de lo necesario, porque cualquier persona con la que te cruces estará librando alguna batalla.

Anónimo (traducido del inglés)

Jueves 16/02/2012

Este artículo todavía no tiene comentarios.


Hacer un comentario

Subir

Si entras con tu cuenta es aún más fácil: | Iniciar sesión


+

Si conectas, colabora

Síguenos en Facebook RSS

Contamos contigo

Necesitamos el apoyo de nuestros lectores. Puedes colaborar económicamente o enviando contenidos (textos o material gráfico) acordes con la línea editorial de Vida Sencilla. Las sugerencias siempre serán bienvenidas.