2000-2009: La década menos violenta de la historia

Jueves 22/09/2011, por Iñaki Berazaluce

Si abrimos el periódico o encendemos la TV nos llevaremos la impresión de que vivimos en un período singularmente violento de la historia: guerras en Oriente Medio, disturbios en Londres y en Chile, terrorismo en Pakistán, crimen fuera de control en México, hambrunas en el cuerno de África…

Por supuesto, se trata de un error de percepción, una tremenda disonancia cognitiva que tiene que ver con la longitud del foco: estamos demasiado cerca de la actualidad para poderla situarla en su justo contexto.

Una niña con unas flores en la mano camina hacia el sol entre la hierba

Esperanza en un mundo mejor, por Massimo Valiani

Por eso no viene de más hacer zoom y proceder al recuento de bajas, como hace el Human Security Report y de cuyo último informe (2010) extraigo el gráfico de más abajo. En él se contabilizan el número de fallecidos en conflictos armados desde el final de la II Guerra Mundial. Como puede observarse, la violencia en las guerras no ha dejado de reducirse, década tras década, hasta alcanzar su mínimo en los albores del siglo XXI. Es más, con bastante probabilidad la década actual sea aún más pacífica (menos violenta, si prefieren) que la pasada.

Gráfica del número medio de muertos en campos de batalla (1946-2006)

Los escépticos y los apocalípticos podrán aducir que la violencia se ha trasladado del campo de batalla a las calles, que el terrorismo y el crimen organizado son las plagas que toman hoy el relevo de la guerra en la cuadrilla de Jinetes del Apocalipsis. Error: según ha documentado el criminólogo Manuel Eisner, las tasas de homicidio en los países en los que existen datos (occidente, principalmente) no han dejado de reducirse continua y progresivamente desde la Edad Media hasta la actualidad.

Bien es cierto que algunas zonas del mundo viven períodos de una violencia inusitada. Es el caso de México, donde la narcoviolencia está plantando cara al Estado e incluso contagiando otros países de Centroamérica, pero ni siquiera esos repuntes de violencia pueden empañar la tendencia general hacia un presente (relativamente) pacífico y un futuro (presumiblemente) apacible.

Otra afirmación muy extendida en torno a la guerra es que el porcentaje de víctimas civiles es cada vez mayor. Foreign Policy desmitifica este dato: el porcentaje de civiles muertos (50/50) en guerras se ha mantenido casi invariable desde hace siglos. La diferencia es que la asistencia a las víctimas es ahora mucho mayor que en el pasado, de modo que “las guerras se han vuelto más humanitarias”.

En próximo mes de octubre estará en las librerías el esperado nuevo libro de Steven Pinker, que versa precisamente sobre este particular: ‘The Better Angels of our Nature’. El libro levantará polémica, claro, porque desafía la sabiduría convencional de que el mundo es cada vez más violento y a la creencia de que el hombre es pacífico por naturaleza y son las instituciones modernas las que le convierten en violento. Dejemos que el propio Pinker conteste:

“Ahora que los científicos sociales han empezado a contar los cuerpos en distintos períodos históricos han descubierto que el revés de la teoría romántica: lejos de hacernos más violentos, hay algo en la modernidad y sus instituciones culturales que nos han hecho más nobles”.

Fuentes:

Este artículo se publicó originalmente en Cooking Ideas el 29 de agosto de 2011.

Este artículo todavía no tiene comentarios.


Hacer un comentario

Subir

Si entras con tu cuenta es aún más fácil: | Iniciar sesión


+

Si conectas, colabora

Síguenos en Facebook RSS

Contamos contigo

Necesitamos el apoyo de nuestros lectores. Puedes colaborar económicamente o enviando contenidos (textos o material gráfico) acordes con la línea editorial de Vida Sencilla. Las sugerencias siempre serán bienvenidas.